¿Por qué empecé a traducir?

Ya que este blog se está convirtiendo en un log casi diario de mis desventuras en el camino del autodidacta, también me gustaría hablar de mi camino por la senda de la traducción.
Conocidos y amigos míos están o estarán estudiando Traducción e Interpretación, y pronto me aprovecharé de ellos para obtener apuntes y valiosa información.

Aún sin querer dedicarme a ello profesionalmente, empecé en estos caminos como un hobbie. Comencé a averiguar de diversos manuales de rol que estaban en inglés y que no aparecerían en mi idioma. Manuales verdaderamente valiosos y jugosos para el que tuviera un mínimo de interés.

El 17 de enero de este 2013 publiqué mi primera traducción, y atrajo la atención de un usuario. Sus comentarios y sus preguntas fueron la pieza clave para que continuara, para que no me desanimara.
Después llegaron más comentarios, visitas y un mayor interés por el mundo rolero online. Hasta que llegó un segundo usuario, que intentó mostrarme el camino a seguir por un error que había cometido. Un proyecto a medio hacer. Un mal trabajo. ¿Por qué no lo completaba? Tardaría más, pero a la larga, muchos usuarios se beneficiarían de ello. En ellos sigo, de forma más ordenada y periódica, sin desfallecer.

Y más tarde, recordé mi registro en CNET. Un portal de habla exclusivamente inglesa acerca de tecnología, novedades en la misma, tutoriales, exposiciones… ¿Por qué privar al mundo de estas maravillas de la información? Podía hacerlo, disfruto y aprendo a la vez. Así que hasta aquí llegué.

Soy muy partidaria de compartir contenido de forma totalmente libre y gratuita. Hasta el momento, y espero que siga siendo así, ningún trabajo mío me produce algún beneficio económico. Tan solo, como simple hecho de saber dónde buscar, pido el simple gesto de redireccionar a mi nombre, a mi blog, o a cualquier otro método de difusión que controle.

Desconozco los límites legales de lo que estoy haciendo, aunque tendré que mirarlo tarde o temprano. Para evitar problemas, y porque un individuo ignorante es fácil de vencer.
Pero yo me pregunto… ¿qué hay de malo en querer compartir, difundir conocimientos, recursos y otras maravillas de este mundo?
La propiedad de la cultura, ¿hasta que punto es rastrero ese punto de vista?

Esa ha sido la primera y prácticamente única razón por la que traduzco.
Compartir. Y sí, todavía hay gente que trabaja desinteresadamente en una tarea ardua. Recibo feedback, creciente, pero lo recibo. Y eso es suficiente para mí.

SeeU!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s