Soy Linuxera

Este post es una respuesta a la entrada en la web GNULinuxPY, donde se trataba un asunto que es interesante debatir. +René López se desahogaba y se expresaba ante una situación injusta y también absurda.

Y como me gusta explayarme y no saturar la sección de comentarios con uno de ellos especialmente largo, ocupo un pequeño espacio en mi blog. Además de que no tengo cuenta en la web, como requisito para comentar.
El asunto del que hablaba era acerca de los Linuxeros, usuarios de Linux, y en la guerra que podemos observar hoy en día.

Como observadora pasiva, puedo verlo desde varios prismas, desde un punto objetivo, así que vamos a comentarlo. Y además por varios puntos, porque el tema tiene bastante a desgranar.

Fanatismo

Todos hemos conocido alguna vez al acérrimo seguidor de un determinado sistema. Un fan de Microsoft, un fan de Apple, un fan de Linux. Todos ellos defendiendo que su elección es la mejor, y que el resto es una mierda.
Personalmente, yo animo a usar Linux. Me gusta mucho, muchísimo. Una opción libre, gratuita, personalizable y con la que se aprende muchísimo. Además de una maravillosa comunidad que ofrece soluciones y ayudas a los problemas que se encuentren.

Pero también uso un sistema Windows. Y algún día probaré un producto de Apple, claro que sí. Aunque me parezca una empresa horrible, sacacuartos y explotadora.
Lo que quiero expresar es: fanatismo fuera. Usa lo que quieras, no es exclusivo, ni nunca debería serlo.

Tuxlibanes

Nos olvidamos de los usuarios de Microsoft y Apple, para centrarnos en los fanáticos Linuxeros. Estos usuarios se caracterizan por querer estar siempre por encima, por corregir, por alcanzar una absurda perfección, dentro de su obsesión.
Extremismos que rozan o alcanzan el nivel de troll. Esos extremismos que nos llevan al siguiente punto:

Guerra de distros

Esto es probablemente el absurdo más absurdo que puedo encontrar en la red.
Cada usuario tiene su distro preferida, con la que se siente más cómodo o la que le da menos problemas. Pero siempre hay alguna más popular, que destaca. Y aunque ya se esté yendo a pique, Ubuntu era la preferida, la estrella (aunque para mí no es la mejor elección).

Y como nada dura para siempre, hay otra que está emergiendo para ocupar su lugar. La insulsa, en mi opinión, Linux Mint. Y una vez tenemos candidata, comienza la guerra.
Pero una guerra encarnizada, en la que se están, o estaban, produciendo campañas de odio hacia, en concreto de este caso, Ubuntu. Todo para la gloria de Mint, que si lo consigue, se alzará sobre el odio.

Comentar que, para despejar toda duda, empecé con Ubuntu, después pasé a Linux Mint, y ahora estoy felizmente con openSUSE. No soy experta, pero hablo con un cierto conocimiento.

Comentando el asunto en Google+, se alcanzó la conclusión de que eso no hacía más que dañar la imagen de Linux. Aquel curioso que se interesara, encontaría Ubuntu, por haber sido la más popular. Y gracias a esta guerra, solo encontraría opiniones negativas, ataques… Y como es natural, acabaría asustado, y su curiosidad no llevaría a nada productivo (si es que no es más insistente).

Si por mi fuera, no habría ninguna favorita. Todas a un mismo nivel de popularidad, sin eclipsamientos, para que todas pudieran curiosearse y probarse del mismo modo.

Todas orgullosas de ser Linux, como iguales

Conclusión

Existe un problema, un problema que será difícil paliar, pues el daño ya está hecho.
Pero la solución se reduce a dejar que el usuario elija. Y llegando a la respuesta a René, soy Linuxera. Porque a pesar de todos estos negativos aspectos de lo que puede considerarse esta comunidad, ser Linuxero usar y participar de lo que es lo principal y bueno:

Ser usuario de una herramienta libre, gratuita, que te ayuda a aprender, con la que colaboras, personalizable, a tu completa elección en todas sus variedades, fomentando su uso de una forma sana y agradable.
Esa es la esencia, y no cambiará por muchas guerras que continúen.

Fuente: ¡No soy Linuxero!

SeeU!

Anuncios

8 thoughts on “Soy Linuxera

  1. Yo no soy racista con los Sistemas Operativos.

    Soy Linuxero y Maquero 😉

    Solo le hago un poco de asquito a Windows el cual no uso ni me gusta, pero si tuviera que usarlo por fuerza mayor no se me caerían los anillos 😉

    • Yo también le tengo asquito a Windows, cada vez más. Como todavía no domino Linux, sigo en ello. Todavía no tengo motivos para dejarlo completamente.
      Pero es que nadie debería ser racista, nos estamos quitando a nosotros mismos el lujo de la variedad y el aprendizaje.

      seeU!

  2. Y yo soy Archer. Pero eso ya lo sabes (o no) :p
    xD Y no soy racista. Mi padre usa windows. También porque tiene que usar ciertos programas técnicos que sólo proporcionan para esa plataforma. Pero vamos, estoy en las mismas que @Yoyo y tú. Me da asquito para uso propio. Si no tuviera más remedio que usarlo, lo usaría. Pero no me siento nada cómodo usándolo. No me siento agusto. Me parece hasta… complicado comparado con linux. Que cada uno use lo que quiera… pero que no me intenten convencer de que otra cosa es mejor que mi cosa (xD).
    Yo con linux empecé con Knoppix. Una live cd basada en Debian bastante buena (al menos en su día). Era muy popular por su buen reconocimiento de hardware. Luego de probarla la instalé en disco. Después probé fugazmente Suse (hace tiempo, tuvo que llover mucho hasta que llegara OpenSuse, que es relativamente reciente). Después llegó Ubuntu. Estuve… de Breezy Badger a Hardy Heron usándola. Con saltos intermitentes, hasta más sólidos a Debian, que pasé a usarla por defecto. Con pruebas aquí y allá de otras (como Linux Mint o Elive) Y después llegó Archlinux para quedarse 🙂
    En el portátil de mi hermana le tengo Debian, eso sí (Crunchbang).
    BTW: es una tontada, pero ¿estás registrada en http://linuxcounter.net/ ? :3

  3. Gracias por la mención.. 🙂
    Llevo unos días poniendome “al día” con los pendientes y recién ahora puedo echarle un vistaso al post..
    Aún tengo pendiente realizar el video del post anterior también.. 🙂
    Bueno, ahora sí respondo al post..
    Prácticamente es una reacción que esperaba, y me gusta.
    El post lo hice en base a una opinión muy personal, pero me gusta ver que de la misma forma defiendes el ser Linuxera, porque es de esas personas las que hace falta en este ambiente. Una persona que defienda el Software Libre, pero sin llegar al punto del fanatismo.

    Yo no me definiría como Ubuntero, Susero, “¿Rosero?”, o Gnomero, KDEro, “¿E17ero?” pues me gustan y uso todas las Distros y Entornos.
    Ojo, igual si debo elegir, sería Linuexro antes que Windowsero o Maquero.

    Me alegra ver este post, pues como dices, como comentario te quedaría corto, y aquí lo expones al detalle.. 😉
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s