Educación y comunidad maker

Los finales de los 70 y principios de los 80 fueron épocas convulsas, en el sentido en que se iniciaba una revolución en el mundo de la informática. Pantallas táctiles, las primeras GUIs, ratones… Una nueva ciencia en la que no solo participaban las grandes empresas, si no también entidades como Sinclair, Commodore, Atari…
Realmente, cualquiera podía lanzarse a experimentar y a aprender todo lo que ese hardware podía ofrecer. Pero algo ocurrió.

Fue la llegada de máquinas con MS Windows y Macintosh. Estos inventos se hicieron comunes, para negocios, servicios públicos y ocio. Ya no existía la curiosidad por algo exclusivo, nuevo y también extraño. A principios de los años 90, se comenzaba con un conocimiento práctico de programación. En el año 2000, apenas se enseñaba HTML básico.
Podría ser equivalente a, en medicina, a empezar a mirar la anatomía básica, superficial.

A menudo, el contacto más cercano a la electrónica es la fotografía de un telcado de un cajero automático, desmontado. Los exámenes se realizan sin tener una prueba real con estos aparatos.
Hasta donde se lee, algo similar ocurre en Alemania, España y Estados Unidos.

Los fabricantes de Kano, advierten a las autoridades de que los maestros no estarían listos para un nuevo plan de estudios de las TIC, impulsado por el Gobierno de Reino Unido. ¿En qué consiste? En ir más allá de una paquetería de software, del hardware de bancos y derivados… Hacia un camino más creativo, donde los alumnos aprendan creando y adquieran habilidades básicas de programación e ingeniería, de forma real y práctica.

Es maravilloso, ¿verdad? Pero Kano está en lo cierto. Todo esto tardaría años en completarse. Cómo… ¿cómo podríamos ayudar a los niños en ese cambio? Es más sencillo de lo que parece.

Busca comunidades makers en tu ciudad, la comunidad es tan amplia como para ofrecer eventos y talleres a lo largo del globo con suficiente regularidad.
Estos eventos están repletos de niños, construyendo robots, aviones no tripulados, lanzando cohetes. Gracias a herramientas como Arduino, RaspberryPi, impresoras 3D… pues son los nuevos bloques de construcción, como el Mecano o Lego.

La tecnología está para ser tratada, hackeada. El hardware y el software ha de ser mezclado y emparejado de formas increíbles para llegar a nuevas ideas, y seguir avanzando, creando y evolucionando. La falta de reglas nos ayuda a inventar, construir y aprender.

Al fin y al cabo… ¿quienes son los que llevarán la nueva revolución tecnológica?

Plingzine

seeU!

Anuncios

Un comentario en “Educación y comunidad maker

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s