Dependencia tecnológica – Experiencias

Twitter es una fuente de noticias habitual, un feed más de mis lecturas diarias. Y además, un ladrón de tiempo muy poderoso. Por este último motivo, @noodlesdice me propuso abandonarla, al menos en cuanto a publicación de tweets, durante un mes. Esta es mi experiencia.

4e430-twitter-logo

Durante mucho tiempo me he catalogado a mí misma como nomofóbica. Mirar el móvil demasiadas veces en una misma hora, sentir cierta ansiedad al no tenerlo cerca, no separarme del aparato… y en gran parte, por querer estar pendiente de esta plataforma de microblogging. Se estaba gestando en mí el fenómeno conocido como FOMO, o miedo a estar perdiéndome algo.

En ese mes, pude experimentar las redes de otro modo. Mera espectadora, dedicándome solo a leer lo que me interesaba y a dedicar mi tiempo a otras tareas más importantes y que necesitaban de más atención. Poco a poco, dejé de consultarlo con tanta frecuencia como en los primeros días. Finalizado el mes, no sentía prisa por volver a escribir. A veces incluso se me olvida abrir una pestaña en el navegador para la consulta como antes era costumbre. Y así sigo.

Sumado a este experimento, una avería en mi smartphone me tiene alejada de esta tecnología portátil. Equipada únicamente con los ahora llamados “móviles básicos”, solo puedo recibir llamadas y SMS. ¿Siento ansiedad? ¿Experimento FOMO? No. Ni siquiera lo echo de menos una vez estoy en la calle, socializando o simplemente paseando.

No quiero decir que la tecnología portátil es horrible y que todos deberíamos abandonarla de forma definitiva. Son herramientas útiles, pero que generan dependencia. De vez en cuando, es bueno estar solo localizable mediante llamadas. No diré que estoy mejor, porque no es así, pero sí igual de bien. Han sido dos experimentos curiosos, uno voluntario y otro forzado, pero muy provechosos.

seeU!

Anuncios

2 comentarios en “Dependencia tecnológica – Experiencias

  1. Muy acertado el artículo. A veces yo mismo he caido en ese “pecadillo” y he pasado unas cuantas vergüenzas al percatarme que alguien me estaba diciendo algo y yo no había prestado atención 😦

    • Es dejar el dispositivo aparte o aprender a atender varias cosas a la vez sin disfrutar plenamente de ellas. Es un precio que hay que pagar, pero que nos ayuda a disfrutar de lo que hay a nuestro alrededor.

      seeU!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s