Sexo con robots, ¿peligro o progreso?

El futuro está llegando y es imparable. De igual modo que toca debatir y reflexionar sobre las implicaciones, ventajas y desventajas de la guerra autónoma, ha llegado un nuevo debate que implica a la robótica.

La pregunta que recoge este nuevo debate: ¿es ético tener sexo con robots?

Reflexionemos sobre ello.

Muchas personas se han alzado en diferentes posturas con respecto a este debate, pero una de ellas destaca. En Campaign Against Sex Robots opinan que no, no es ético tener sexo con robots. Las razones son varias, y muchas de ellas razonables: cosifica a las mujeres y a los niños, podría afectar a cómo nos relacionamos como humanos, podría propiciar o aumentar el aislamiento social de algunas personas…

Es una cuestión que requiere de una atención casi inmediata, porque aunque no lo creamos, el futuro es ahora. Una compañía llamada True Companion ya está trabajando en lo que será el primer robot sexual del mundo para este año. Elige entre Roxxxy o Rocky, haciendo una pre-compra por la suma de 7000$, tal y como han hecho miles de personas hasta el momento.

La falta de empatía; la posible frivolización sobre el mundo de la prostitución, la trata y el abuso sexual hacia las personas; una afectación a las relaciones humanas tal y como las conocemos hoy en día… Todos esos problemas pueden llegar a ser reales, pero solo si dejamos que lo sean.

Los robots, como cualquiera de nuestras creaciones, es aquello que hagamos de ellos. Está en nuestra mano que estos problemas lleguen a ser, pero también que no lleguen a serlo. Puede parecer estúpido el hecho de que tenga que llegar un robot sexual para concienciarnos sobre nuestro valor como personas, pero no deja de ser una oportunidad para reflexionar, para cambiar. Una oportunidad para no reflejar los errores de nuestra sociedad en estas creaciones.

Es por este motivo que Campaign Against Sex Robots puede estar dando un enfoque equivocado. Existe un peligro y muy real, que podría afianzar problemas ya demasiado arraigados. Pero prohibir algo así es como intentar detener con nuestras manos las poderosas olas en el mar. Es mejor, más productivo y sano intentar educar para evitar estos peligros reales y cada vez más cercanos. Porque no deja de ser nuestro problema como especie, como sociedad, y no del producto que se ha creado y del que se puede hacer mal uso.

Puede ser una iniciativa que nos lleve a mirar por la igualdad, el cambio social, inclusividad y legalidad. ¿Qué puede llegar a ser un robot sexual en nuestra sociedad? ¿Qué puede implicar tener sexo con un autómata en, por ejemplo, una relación sentimental? David Levy, autor de “Love and Sex with Robots”, asegura que los robots serán compañeros sexuales normalizados hacia el año 2050… ¿le dará la razón el tiempo? ¿Será tan normal como usar los llamados juguetes sexuales o supondrán un problema? ¿Deberían estos robots obedecer a los géneros binarios? ¿Se pueden usar como elemento terapia psicológica al igual que, hablando de otros avances tecnológicos contemporáneos, la realidad virtual? ¿Puede servir para revisarnos como personas, como ciudadanos, como el rol de género que representamos?

La tecnología puede ser modelada. Que ese modelo sea para bien de todos.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Cuál es vuestra postura con este debate? Recordad que podéis comentar sin necesidad de registro. De tener en vuestras manos la capacidad para modelar esta tecnología por llegar, ¿cómo la usaríais para beneficio de la humanidad.

Fuentes:
Kate Devlin y Kaila Hale-Stern

seeU!

Anuncios

3 comentarios en “Sexo con robots, ¿peligro o progreso?

  1. No sé yo si el tema está en si es ético o no (o moral). Hasta que no lleguemos al problema de si las máquinas tienen sentimientos y Derechos similares a los humanos [llamame negativo, pero no creo que se dé el problema].
    Personalmente centraría el debate en si es sano o no a nivel individual y colectivo. El sexo es una relación humana que permite muchas variables. Pasa desde el “magnetismo animal”, la amistad hasta el amor. Con un juguete sexual queda claro lo que es, pero si ese juguete es clónico a una persona en interacciones ¿Hasta qué punto puede deshumanizar sus interacciones con las demás personas y volverlas meros sujetos de placer? O quizás ya muchos están deshumanizados y usan a las personas como objeto [lease prostitución o tráfico de mujeres]. Si los usuarios de los robots serán “inadaptados” o promoverá a los “inadaptados” es algo que no podría responder [réplicas de personas en silicona que pueden adoptar la temperatura del cuerpo humano metiendolas previamente en agua caliente ya existen…].
    Donde posiblemente sí que se meta la legislación en el futuro es en la réplica de menores de edad. En muchos países el mero dibujo de pornografía infantil es delictivo ya (que en teoría no ha hecho daño a ningún menor), pero por suerte somos más sensibles y tenemos tolerancia cero a cualquier cosa que normalice este tipo de conductas.

    • Son consecuencias muy interesantes de contemplar las que mencionas… y sobre todo nos ayuda a examinarnos a nosotros y cómo nos relacionamos con nuestro entorno. Esperemos que sea para bien.

      Gracias por regalarme esos pensamientos.
      seeU!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s