“Por favor, trabajad conmigo” por Brie Code

Brianna Code es una profesional en la industria de los videojuegos desde hace 12 años. Lead programmer en el desarrollo de Child of Light para Ubisoft, además con intervención en los proyectos de Assasin’s Creed (II, Brotherhood y III) en la misma compañía y Warhammer 40,000: Dawn of War y Company of Heroes para THQ.

Lo que vas a leer es la traducción de un artículo publicado en su Tumblr titulado “Please, come work with me“, con importantes mensajes que considero necesarios ver difundidos, sobre diversidad e inclusión. Así que disfrutad de la lectura.

– – –

Brianna Code, lead programmer para “Child of Light” en Ubisoft

No hay mucha diversidad en la industria de la tecnología y todavía menos en el sector de los videojuegos.

Pero en el mismo hay buenos trabajos. Nuestro oficio es donde choca lo creativo, lo técnico y lo innovador1. Estabilidad en el trabajo y un buen sueldo, también horario flexible. Hay barreras para entrar en la industria del videojuego para las mujeres y otras personas que no encajan en el estereotipo del geek y/o gamer. En este post me centraré en las barreras que especifícamente las mujeres podemos encontrar, y algunas de las cosas que podemos hacer con ello.

¡Vaya!, los ordenadores estaban orientados a los hombres

En 1984, el porcentaje de mujeres accediendo en ciencias de la computación empezó a caer2. Esto sucedía en fechas similares en que los ordenadores empezaban a cobrar importancia y tenían como público objetivo casi exclusivamente a niños y hombres3. Una serie de películas en los años 80 también relacionadas con la informática estaban dirigidas hacia los chicos geeks. Y como resultado, los ordenadores comenzaron a ser comprados para chicos más que para chicas, incluso cuando las chicas sentían interés por la materia.

Además de la amenaza del estereotipo4 que esto creó para las mujeres en las ciencias de la computación, también llevó al simple hecho de que los hombres tuvieran una gran experiencia con la informática mientras que las mujeres no la tenían. Se esperaba de ellas un conocimiento que no tenían5.

¿Puede explicarse la baja tasa de matriculación de las mujeres en las ciencias de la computación de forma tan sencilla? Es posible, sí. En los 90, la universidad de Carnegie Mellon aumentó esos números de un 7% a un 42%. Lo consiguieron introduciendo múltiples puntos de entrada a los programas estudiantiles con diferentes niveles de experiencia previa, rompiendo el estereotipo del geek, y enseñando a las mujeres que aplicaciones concretas en el mundo de la informática podían tener6.

Experiencias más recientes es la de Harvey Mudd College7, que ha repetido este resultado8. Dividen su curso introductorio en dos secciones: una para una introducción real, verdadera en las clases y otra para los autodidactas con experiencia. Envían a mujeres prometedoras en la computación a las Conferencias de Grace Hopper9, y que así vean los modelos a seguir, y con ello romper el estereotipo geek. Incluso ofrecen un verano de investigación para las mujeres, destinado a realizar proyectos concretos y comprobar los resultados de lo que el mundo real en las ciencias de la computación puede ofrecer. En 4 años han resultado de <10% de presencia femenina a >40%. Este resultado es dramático, radical, y ahora el programa se está moviendo hacia otras 15 universidades10.

La solución parece ser tan simple como dar la bienvenida, proveer de modelos visibles a seguir y mostrando aplicaciones concretas sobre lo que el código puede hacer en sus manos.

Esto enseña que grupos como Pixelles11, Dames Making Games12, The Code Liberation Foundation13, Ladies Learning Code14, Black Girls Code15, Girls Who Code16, etc… son extremadamente importantes.

De una encuesta de las mujeres programadoras en Ubisoft Montreal, la mayoría de nosotros tuvimos la suerte de crecer con un programador cerca de nosotros en nuestras familias. Por mi parte, mi padre fue programador y siempre hubo ordenadores alrededor, en casa. ¿Habría más de nosotras trabajando en videojuegos e industrias tecnológicas si más mujeres hubieran crecido con la programación desmitificada?

¿Dónde están los avatares de mujeres?

Las chicas tienden a querer como mujeres o chicas en los juegos. En GDC 2015 pude ver una fantástica charla impartida por Ashly Burch y Rosalind Wiseman, donde presentaron los resultados de su amplia encuesta de los hábitos de juego por los adolescentes.17

Cuando preguntaron el género con el cual preferían jugar, chicos de instituto tendían a no preocuparse por ello:

  • 46% sin preferencia
  • 15% mujeres/chicas
  • 39% hombres/chicos

Y las chicas de instituto tendían a querer jugar como mujeres o chicas:

  • 34% sin preferencia
  • 60% mujeres/chicas
  • 6% hombres/chicos

Por otra parte, la tendencia de los chicos a la indiferencia y de las chicas a querer jugar como mujeres/chicas parecía reforzarse con la edad.

Sin embargo, la mayor parte de los juegos tienen a hombres protagonistas que a mujeres protagonistas18.

Creo que esto se asemeja al problema de “¿qué vino antes, el huevo o la gallina?”. Si tuvieramos más mujeres en la industria, podríamos contar más historias de mujeres. Con todo, el E3 2015 puso mucho énfasis en las mujeres protagonistas, más que otros años19. Veamos si esta tendencia continúa.

Y hagamos todo lo posible para tener a más mujeres en la industria.

Curioso es que mi juego favorito en la niñez fue “The Colonel’s Bequest”20, un juego diseñado por Roberta Williams21 y Jaqueline Austin, protagonizado por una joven detective llamada Laura Bow.

El prejuicio de género en la contratación

En las industrias de videojuegos y tecnología, podemos ver de forma frecuente en los anuncios eslóganes tales como: “We work hard but we play hard! (¡Trabajamos duro pero jugamos duro!)”. Pero las mujeres tendemos a responder menos a los anuncios de trabajo21 con tono masculino22. De hecho, las mujeres tendemos a no solicitar puestos de trabajo a menos que cumplamos el 100% de los criterios criterios, mientras que los hombres solicitan con al menos un 60%23.

Por otra parte, los entrevistadores tienen sus propios prejuicios. Tienden a contratar en base a las similaridades que encuentren entre sí mismos y el candidato, incluso cuando no se predice el futuro rendimiento24. Las preguntas que realizan pueden no reflejar de forma precisa los requisitos para el puesto de trabajo. Especialmente para juegos y tecnología, se mira mucho más la identidad como geek/gamer que la habilidad para el trabajo en el día a día.

Hay herramientas que te pueden ayudar a localizar a los prejuicios durante la contratación. Textio25 es una herramienta que analizará tus ofertas de trabajo y recomendarán cambios para atraer a más mujeres (o más hombres). Además, simplemente incluyendo una frase valorando la diversidad puede hacer mucho. En Nordic Game 2015, la CCO de Paradox Interactive, Susana Meza Graham26, compartió la oferta de trabajo a la que ella acudió cuando se unió a Paradox. Solo tres líneas en las que, en la tercera de ellas decía: “More women applicants would be nice (Más mujeres solicitantes sería algo genial)”. Eso llamó su atención.

Google ha cambiado la entrevistas estructuradas27, donde cada solicitante recibe la misma serie de preguntas. Las entrevistas estructuradas están probadas como mejor predicción para el rendimiento de trabajo que las no estructuradas28.

También puede ser útil a la hora de contratar pensar en términos de contratar al mejor equipo en vez de hacerlo con una secuencia de mejores candidatos, de forma individual29.

El prejuicio de género en el trabajo

Definitivamente, no es suficiente atraer a las mujeres para que trabajen en la industria de los videojuegos. También necesitamos que se queden30.

En un post anterior, escribí sobre algunos de los obstáculos que algunos grupos minoritarios pueden encontrar en el puesto de trabajo, como prejuicios de forma inconsciente, favoritismos, asimilación, diferenciación y marginación. Además de qué se puede hacer frente a estos obstáculos.31

A pesar de todo lo escrito, no me imagino trabajando en otra industria que no sea esta. Adoro los videojuegos, estoy obsesionada con ellos. Y quiero saber lo que los videojuegos pueden ser, especialmente los que pueden ser creados por una fuerza de trabajo más diversa32 con un rango más amplio de trasfondos e intereses. Así que, por favor, trabajad conmigo.

– – –

Gracias a Brianna Code por estas palabras, por su permiso para traducir y publicar y dejar tanta información a nuestro alcance.

Y si queréis disfrutar del original o seguir leyendo su blog en Tumblr, con otras entradas muy interesantes sobre diversidad y dar lo mejor en cuanto a la creación de videojuegos:

¿Qué pensáis vosotros? ¿Qué os ha parecido el texto? Recordad que podéis comentar sin necesidad de registro. Gracias por vuestra lectura.

seeU!

Anuncios

2 thoughts on ““Por favor, trabajad conmigo” por Brie Code

  1. Yo siempre he pensado que necesitamos de la fuerza femenina en el ámbito tecnológico, lamentablemente la distinción y – hasta cierto punto – discriminación se siguen haciendo presentes. La verdad, es que yo apoyo que haya crecimiento en este aspecto.

  2. «Las chicas tienden a querer como mujeres o chicas en los juegos». Te has comido un «jugar», supongo.

    Yo estoy de acuerdo con Mantis, en lo de que necesitamos más mujeres en esto. De hecho, siempre que puedo lo recomiendo. Y lo he intentado con mi hermana, pero no le veo interés ni con eso de aprender inglés… y eso que está en un ciclo de hostelería.

    Pero también tengo claro que no se le puede echar la culpa sólo (subrayo el sólo, por si acaso) a unas películas filmadas hace unas décadas, a los personajes protagonistas de los videojuegos o a que los lego sean sólo hombres. Si yo quiero hacer algo, me da igual que digan que es sólo para monos que cojean. Lo voy a hacer y punto. Salvo que se diga específicamente que buscan a una mujer (cosas que te encuentras mirando ofertas de trabajo). Ahí ya no puedo aplicar. Y si hacen lo mismo pero pidiendo explícitamente hombres, lo mismo. Y es denunciable, por discriminatorio.

    En cuanto a esto: «More women applicants would be nice (Más mujeres solicitantes sería algo genial). Eso llamó su atención». Pues claro que se la llamó: es de cajón. Pero tanto con mujeres como con cualquier rasgo en el que se identifique el receptor del mensaje. Si lo sustituyes por «afroamericano», llamará la atención a los afroamericanos. si lo sustituyes por «hispanos», a los hispanos, si lo sustituyes por «discapacitados», a los discapacitados… Porque pensará que tiene más posibilidades, porque le están diciendo en el anuncio que están más dispuestos a contratarlos a ellos en concreto…

    Creo que la principal barrera en el tema este, el de la gráfica, que quedó tan bien hace unas semanas en las redes sociales, es la de siempre, una muy importante y que, la propia protagonista del artículo es ejemplo de ella: LOS PADRES. Es una gran responsabilidad de los padres y buena parte del resto es quitarle la enorme responsabilidad que tienen. Si mi hijo quiere hacer ballet, va a hacer ballet. Y si mi hija quiere estudiar informática, va a estudiar informática. Pero no todos los padres son igual de abiertos en todos los países o culturas… y muchos menos lo eran por aquellas fechas. Las películas pueden influir, pero dejarse guiar por las películas, actuar de acuerdo a lo que en ellas aparece o temiendo el qué diran, dejar que moldeen nuestra conducta… Eso es responsabilidad nuestra, no de las películas.

    Y si nos dejamos arrastrar por estereotipos, también es culpa nuestra. Esto se aplica a todos los ámbitos, no sólo al tecnológico. Por ejemplo, que enfermería es de chicas, porque están hechas para cuidar (antes los números eran aplastantes, ahora no sé cómo andarán). Mismo problema.

    Sobre los clubes exclusivos de chicas, ya conoces mi opinión, así que me la ahorro.

    Esto «de hecho, las mujeres tendemos a no solicitar puestos de trabajo a menos que cumplamos el 100% de los criterios criterios, mientras que los hombres solicitan con al menos un 60%» también explica buena parte de la disparidad. De hecho, yo, hasta hace NADA (demasiado tarde incluso, diría yo) caía aquí. Es muy MUY MUY COMPLICADO encontrar algo queriendo cumplir el 100% de los criterios (criterios está duplicado en la frase) o esperando que la oferta esté escrita de tal forma que me guste a mí. Pueden pasar años, que estarás siempre anclado en el mismo punto. No hay que guiarse por eso. Tampoco por el sexo o tono del anunciante, para aplicar al puesto (por cierto, muchas veces la entrevistadora, el primer filtro, es una mujer).

    Pero por supuesto, estoy de acuerdo en otras cosas. Hay muchos centros de trabajo que discriminan visiblemente. Hay muchos jefes y compañeros machistas. Hay muchas comunidades con marcado acento machista (cof cof Meristation cof cof ay, qué tosecica más tonta). Sobre ellos se ha de arrojar luz y han de exponerse al público para su escarnio, cuando eso ocurra. Porque es un problema serio. Y lo mismo ocurre cuando no se consigue armar un panel en una conferencia que no sea de mayoría aplastante másculina (aunque hay que pararse también a analizar si es premeditado o si es que realmente se prestaron tan pocas candidaturas femeninas de charlas, que a veces puede ser esa la razón, que es distinto de siempre: las estadísticas huelen).

    Al menos nos movemos en la buena dirección y los números se incrementan positivamente (en general, las conferencias siguen oliendo). A mí me importa un rábano el género o sexualidad de mis compañeros y jefes (cuando tenga la suerte de tener de eso T_T), así que a ver si mejora el tema de la diversidad :3. Desde mi posición, poca cosa además de darles la bienvenida y trato por igual, puedo hacer :þ.

    Por cierto, esto:

    «La solución parece ser tan simple como dar la bienvenida, proveer de modelos visibles a seguir y mostrando aplicaciones concretas sobre lo que el código puede hacer en sus manos». Es extrapolable a otras carreras y para todo tipo de público. En general es un problema de recursos humanos y comunicación.

    No digo que no existan muchos de esos problemas. Pero ni todo es tan simple ni está dirigido hacia un colectivo concreto. Ejemplo: busca grupos de «gitanos programadores» (en general, hombres y mujeres), una estadística de los mismos y el porcentaje de los mismos en el mundo de la tecnología.

    Se necesita de todo eso. Y de todos esos colectivos. Todo el mundo tiene algo que aportar.

    Y lo dejo aquí. Ya que cada cual opine lo que quiera, sobre lo dicho o sobre mí :D.

    Edit de última hora: Fuck… este artículo es del año pasado. Tú y tus clickbaits a tus artículos en plan «máquina del tiempo» xD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s