El timo de Pixar

¡Que detengan las máquinas! ¡Que se pare el mundo! Porque Pixar ha dado una noticia que cambiará el mundo.

La gran compañía ha anunciado, días atrás, que van a liberar su motor de renderización, Render Man. Así que… ¡ya sabes! ¡Prepárate para crear grandes obras de arte! ¡Para ser reconocido por tu talento! ¡A practicar y a crear en 3D todo lo que soñaste!

PORQUE NO HAY NINGÚN OTRO SOFTWARE PARA HACER ESO, Y NUNCA LO HUBO ANTES DE RENDERMAN.

DESCUBRE UN MUNDO NUEVO

Bueno, tras esta ira inicial, pasamos a la seriedad.
Pixar ha decidido que ¿regala? su software de renderizado, aquel con el que se han hecho grandes largometrajes como Toy Story, Buscando a Nemo y otros grandes títulos que nos han sacado una sonrisa a lo largo de los años.

Muchas personas no sabían anteriormente que era un motor de renderizado.
Muchas personas quizás no sabían de la existencia del RenderMan, o de los pormenores del modelado y animación 3D.
Pero gracias a esta noticia, muchos han podido sentirse interesados hacia el mundo en tres dimensiones.

Pero este regalo no viene solo con la noticia del mismon. No, no, no…
Aquellos interesados en RenderMan deben acatar una norma. Solo podrá hacerse uso de este software de modo personal. Si deseas hacer uso comercial de tus creaciones, debes pagar la licencia.
¿Y a cuanto asciende esta licencia? 495 dólares. ¿Precios psicológicos? BITCH PLEASE.

Usuarios que han conocido este mundo gracias a esta noticia… sabed que hay otras alternativas. Software libre, gratuito, completo y en constante actualización.

Los lectores habituales, o que quizás ya llevan un tiempo por el blog, saben que soy usuaria de Blender. He creado, en varias ocasiones, naves espaciales como práctica. Pueden verse en esta lista de reproducción en YouTube. Es una herramienta completa, motivadora, llena de recursos. Como he dicho antes, en constante actualización. Con una comunidad de soporte, y tutoriales a montones por toda la red. Además, un detalle que choca con RenderMan: cualquier creación realizada en Blender es propia, y puede darse uso de cualquier modo.

Puedes venderla, obtener beneficios por ella, regalarla, quemarla, enterrarla en las profundidades de la tierra… Hay alternativas. Y no, que no tendrán la repercusión de este hecho, pero que no intentan timarte de este modo.
Hay productos que tienen un precio merecido. Pero hay una diferencia.

Paga el contenido.
No pagues la marca o el renombre que tenga.
Busca alternativas. No uses Blender si no te convence. Prueba y busca cualquier otra cosa, con la que te guste y con la que te sientas cómodo. No te dejes engañar por estas noticias, estos productos.

PIENSA POR TI MISMO. EXPERIMENTA. BUSCA. APRENDE.

seeU!

Anuncios

2 comentarios en “El timo de Pixar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s